Sexo en la nube

Pareja en su primera vez

Primera vez en el sexo. Todo lo que necesitas saber.

La primera vez en el sexo sigue siendo un tema que os preocupa y mucho. Hoy os traigo todo lo que debéis saber tanto chicos como chicas. 

Existe un mar de dudas y miedos sobre cómo va a ser la primera vez. Hay mucha presión social en torno a «perder la virginidad«, muchos mitos y mucha desinformación. Como ya os hablaba en otro post sobre mitos sexuales, «perder la virginidad» es una construcción cultural y machista. No vais a perder nada ninguno de los dos, vais a ganar una experiencia que queréis que sea lo más placentera posible. 

En el sexo, hay muchas primeras veces. Primera vez en la que te besas con alguien, primera vez en la que te masturbas, primera vez que tienes un orgasmo, primera vez en la que practicas sexo anal (lo veremos en otro post), primera vez en la que participas en un trío… Hoy te hablaré de la primera vez en la que realizamos penetración vaginal. Pero recuerda que puedes disfrutar del sexo de muchas otras formas, el coito no es lo único.

Algunas pautas para tu primera vez

A continuación te muestro algunas pautas a seguir para que tu primera vez sea lo más satisfactoria posible. Ya te aviso, de que lo normal es que no sea tan idílica y tan placentera como se empeña en mostrarnos el cine. Como todo, se aprende a base de práctica, no tengas miedo a experimentar y sobre todo a informarte ¡La información es poder!

¿Cuál es la mejor edad para hacerlo?

Si haces caso a lo que marca la sociedad nunca acertarás. Si lo haces muy pronto serás una fácil y si lo haces muy tarde, una monja. En el caso de los chicos hay presión de hacerlo cuanto antes mejor, si cumples los 18 y no lo has hecho, eres un pringado. No hagas caso de esto, la edad es lo de menos para tener tu primera relación sexual con penetración.

Himen

Os preocupa tanto a chicos como a chicas que se rompa, que sangre, que duela… En muchísimos casos a la mujer ya se le ha roto el himen antes de su primera relación sexual con penetración, en otros casos el himen es muy flexible y ni si quiera lo notaréis. En el caso de que haya himen y se rompa (el menor de los casos) no es algo por lo que preocuparos, el sangrado es muy pequeño y el dolor no es grande. El dolor puede asemejarse al de un pinchazo o escozor. Lo normal es que podáis continuar. De no ser así, paráis, podéis hacer otras prácticas que no incluyan penetración, como sexo oral o masturbaos o simplemente dejarlo para otro día. Quitarle importancia y preocupaos de que vuestra pareja se sienta bien y no avergonzada.

Preliminares

Pueden ser una práctica en sí misma muy placentera. No tienen por qué ir siempre seguidos de penetración. Si os sentís cómodos podéis únicamente disfrutar así, sin la penetración e ir avanzando poco a poco, día tras día. A muchos hombres les preocupa correrse en los preliminares, no pasa nada. No necesitáis realizar penetración para que ella disfrute, no le importará si la sorprendéis con una buena sesión de sexo oral por ejemplo. 

Habitualmente, el dolor de la primera vez en las mujeres aparece porque iniciamos directamente la penetración vaginal o con muy pocos preliminares. Antes de la penetración, es necesario que la chica esté excitada y lubricada, y esto lo conseguiremos con unos buenos preliminares. En general la siguiente fórmula suele funcionar, pero lo mejor es que ella te indique cómo le gusta. Acaríciala, bésala, abrázala y acércate poco a poco a la zona genital con tus manos o con tu boca, no toques el clítoris directamente (en general no suele gustar). Excitación y lubricación no son lo mismo. Sabrás que está excitada porque sus labios vaginales se hinchan, se endurecen y dejan el paso más abierto hacia la vagina. La lubricación aparecerá con la excitación, podéis utilizar algún lubricante para aumentar la lubricación si veis que es escasa, pero lo mejor es insistir en los preliminares. Os relajaréis y todo será más fácil.

Protección

Como todas las veces que practiquéis sexo debéis tomar precauciones. El preservativo es lo más extendido, más fácil de utilizar y de mejor acceso. Os protegerá de embarazos no deseados y ademas de infecciones de transmisión genital. En la primera vez ya tenéis suficientes preocupaciones, es mejor no añadir más.   

Condón en la primera vez

Que te apetezca realmente, no estás obligado/a a nada

Tu eliges el momento. Siéntete libre de comunicar lo que sientes y lo que quieres o no quieres hacer en todo momento. Nadie tiene derecho a obligarte a nada. Si la persona es la adecuada, independientemente de que tengáis o no una relación de pareja, te entenderá y te respetara. Si no te entiende ni te respeta, es mejor no seguir. Atrévete a pedir y a guiar a la otra persona en lo que te gusta.

Autoestimulación o masturbación previa

Será mucho más fácil tu primer encuentro sexual con penetración  con otra persona si te has masturbado previamente y conoces tu cuerpo. No me refiero a lo hagas antes de practicar sexo con alguien para estar ya preparada, sino a que te conozcas tú previamente para poder indicarle lo que te gusta. Puedes probar con tus dedos con con algún juguete sexual. 

Sentíos cómodos, el lugar y el momento

Es muy importante que tengáis confianza con la persona con la que lo vais a hacer, os ayudará mucho. No es necesario que sea «el amor de vuestra vida», eso nunca lo vais a saber, pero si que sea una persona con la que os encontráis a gusto y os entendéis bien. Elegir un sitio cómodo y agradable donde no puedan interrumpiros ni corráis ningún riesgo. Las prisas son muy malas compañeras en este caso, no sabéis cuánto tiempo os va a costar ni si vais a querer repetir… estar pendientes del reloj no os ayudará nada. 

Posturas

Hay posturas para todos los gustos. Para la primera vez en la que practicas penetración vaginal mi consejo es que se ponga la chica encima. El chico tumbado mirando al techo y tu sentada a horcajadas encima suyo, mirándole. Podrás controlar tú la velocidad, y la profundidad de la penetración. Puedes ir variando y comprobar cómo te gusta más si echada sobre él mientras te abraza o incorporada. La vagina se dilata durante el coito y se adapta al tamaño del pene. Podéis comenzar en esta postura más sencilla para ella y después pasar a otras.

Miedos más comunes de hombres y de mujeres

La primera vez trae quebraderos de cabeza a ambos. Todos pasamos nervios. Las chicas porque se preocupan de que les vaya a doler o vayan a sangrar. Ellos por si van a tener un gatillazo, no van a saber complacerla o no van a durar lo suficiente… Si os centráis en comunicaros, en entender al otro, en prepararlo bien para que no haya intromisiones, ni prisas y en hacer sentir a la otra persona especial e ir poco a poco sin forzar nada, saldrá muy bien. Centraos en disfrutar querréis repetir y seguir practicando para lograr mayor placer.

Deja un comentario